Seleccionar página

Hoy quiero compartir con vosotros algo que para muchos padres nos supone una aventura, en especial cuando se es primerizo. Desconozco al detalle cómo funciona en España y lo poco que sé es por familiares y otras mamás blogueras que sigo.

Preguntas como dónde inscribo a mi hijo, cuándo empezar el papeleo, etc, pueden llegar a ser abrumador. Y no es de extrañar porque se trata de una decisión importante. En mi caso, no podía ser una excepción. Ni sabía cómo funcionaba el sistema, ni lo que tenía que hacer, ni a quién preguntar. 

Y aunque alguno podría pensar que contaba con ayuda, a decir verdad, él también estaba tan perdido como yo. Así que, nos tocó un par de veces sentarnos juntos e indagar cómo había que hacerlo.

¿Quieres conocer cómo funciona el sistema danés y los pasos que hay que seguir?

¿Qué tipo de centros hay para que cuiden a mi hijo?

En Dinamarca existen dos opciones. Cuando los niños tienen 6 ó 7 meses pueden empezar a ir bien al Vuggestue (centro infantil) o al Dagpleje (la traducción literal es “cuidado de día”). La diferencia entre uno u otro es que el Dagpleje es una madre que no trabaja pero que se dedica al cuidado de su hijo y los hijos de otras madres. No suele tener a más de 3 niños a su cargo y la municipalidad (Kommune en danés) le paga una especie de salario por ello.

El Vuggestue es más un centro de guardería donde tienen varias clases y cada clase tiene asignado un pedagogo y uno o dos asistentes. Las clases suelen ser de 6 a 8 niños dependiendo de la municipalidad y las edades de los niños se comprenden entre los 8 meses a los 2 años y medio como mucho.

Los criterios para elegir la guardería o Dagpleje

Cuando uno tiene que elegir qué opción le conviene es recomendable tener en cuenta varios aspectos:
– Proximidad: no es lo mismo tenerlo al lado de casa o a cierta distancia. Esto hará que tengas que madrugar más o salir antes del trabajo para llegar a tiempo a recoger a tu hijo.
– Los horarios: ¿a partir de qué hora puedo dejar a mi hijo y cuándo debo recogerlo? Sopesa si te interesa uno u otro y si se pueden combinar con vuestros horarios laborales. Si no, te tocará ir a carreras o buscar a una niñera.
– Metodología del centro: Montessori, Steiner, el clásico de toda la vida, etc. Dedícale un tiempo a visitar las páginas webs de los centros o dagpleje, recopilar información para tomar la decisión de dónde inscribir a tu hijo que esté más en concordancia con cómo quieres que se le eduque.

Visitar los centros antes de empezar el papeleo

Si al final te decides por un centro, visita un par de ellos. Los que más te hayan gustado. ¿Por qué? Porque así puedes ver cómo son las instalaciones, las condiciones del centro y los educadores que allí trabajan, etc. Observa cómo se comportan los niños y ante todo pregunta todo aquello que sea necesario. No te dejes nada en el tintero.

En mi caso, visité varios por mi zona y algunos de ellos, aunque se habían construido hacía poco y estaban en muy buenas condiciones, la acústica no era muy buena, había mucho ruido y si pensamos la de horas que nuestros hijos se pasan allí con tanto ruido, sentía que mi hija acabaría con dolor de cabeza. O por el contrario, había otro centro en donde las clases tenían muchos niños para una sola pedagoga. Si ya a nosotros nos cuesta atender a una solo, imagina si tienes a 5 ó 6 niños a tu cargo. Seguro que no das más de sí.

Ya me he decidido. ¿Cómo empiezo el proceso para inscribir a mi hijo?

Una vez que ya sabes a qué centro quieres inscribir a tu hijo, deberás suscribirlo a través de la página web de la municipalidad en la que vivas. Si hay algo que me gusta en Dinamarca es que casi todo el papeleo administrativo se puede hacer por Internet, evitándote así colas innecesarias.

En cuanto entres a la página de tu municipalidad, en la sección de “familia y niños” (Familie og Børn) todo está bien clarito y no tiene pérdida. Lo único que necesitarás es el CPR de tu hijo (DNI danés) y el de los padres. Y en un par de clics todo está listo. Ya sólo queda esperar a que te notifiquen que tu hijo tiene plaza y la fecha en la que empieza.

¿Cuándo debería empezar la inscripción?

En Dinamarca no se puede empezar la solicitud de inscripción hasta que el niño no tiene cuatro meses. Además, la municipalidad se compromete a que tu hijo tenga plaza para la fecha que los padres hayan elegido aunque no garantizan que sea en la guardería solicitada si se trata de una con bastantes peticiones. Es por eso que cuando realices el proceso de inscripción indiques al menos dos centros por orden de preferencia.

¿Quién y cómo se paga la guardería?

Todas las guarderías en Dinamarca están subvencionadas por la municipalidad (quienes a su vez reciben el dinero del Estado según los presupuestos de cada año). No existen guarderías privadas. Sin embargo, es cierto que los padres debemos pagar una cuota mensual por cada hijo en la guardería y cuyo precio varía según el municipio en el que vivas. Pero lo que hay que destacar es que dicha cuota es casi “simbólica” si lo comparamos con lo que la municipalidad paga. Por poner un ejemplo. Si un niño cuesta 10.000 coronas al mes, los padres pagamos 3500 dkk y el resto la municipalidad.

Una vez que te notifican que tu hijo tiene plaza en el centro, recibirás una carta de tu municipalidad donde se te pide que realices el primer pago y lo domicilies para que todos los meses pagues la cantidad que te corresponde. Según donde vivas, la cuota variará un poco pero por lo general el coste es de unos 450€ al mes (*estimación de 2017).

¿Qué te parece este sistema? ¿Cómo funcionan las guarderías en tu país?

Recuerda que estaré encantada de conocer tu opinión o ayudarte a resolver tus dudas.

 

Descarga mi manual gratuito

Suscribete a mi newsleter y descarga el manual donde podrás comprobar cómo de preparado estás para dar este salto tan importante en tu vida.

¡Felicidades! Ya estás casi suscrito

¡ME INTERESA LA GUÍA!

Muy pronto este producto estará disponible. Si quieres estar informado y que te avise cuándo puedes hacerte con tu ejemplar, suscríbete a la lista de espera.

¡Felicidades! Te avisaré en cuanto la guía esté lista